El primer diseño de una empresa

By | 11 abril, 2013

Para diseñar logotipos lo primero es tener la mente despejada, es importante para el diseñador reciclarse, saber empezar de cero. En un diseñador es normal llevar a la vez varios proyectos. Lo cual hace surgir el riesgo de que se mezclen ideas.

No se puede permitir que se mezclen ideas entre proyectos distintos, pues el cliente siempre es distinto y por tanto la imagen a proyectar también será distinta.

 

Una mente privilegiada

Diseñar logotipos Si el diseñador es un verdadero profesional, sabrá hacerlo, sabrá cambiar el chip cada vez que retome un trabajo en concreto.

Sobre todo a la hora de diseñar logotipos el diseñador tiene que tener claro el concepto (o conceptos, depende del cliente) y también las imágenes que quiere proyectar.

Existen varios tipos de logotipo, puedes hacer lo que quieras, las posibilidades son infinitas igual que los matices de colores también lo son.

Partiendo de la base de que el logotipo para una empresa es su seña de identidad, su icono tendremos que tener en cuenta de que su diseño ha de ser muy especial y concienzudo. Pensando además que a raíz de tener el logotipo el resto de imágenes de la empresa serán coser y cantar, supone un verdadero reto.

Aunque el reto para un diseñador a la hora de diseñar un logo es conseguir que ese logo impacte, que consiga vender, no sólo al cliente que lo encarga, sino también al resto.

 

Proceso para diseñar un logo

Diseñar logotipos El proceso a la hora de diseñar un logo pasa por múltiples estados. Lo primero es documentarse, después vendrá el esquema, planificación y se empieza a dibujar los primeros bocetos. Algunos diseñadores prefieren hacerlo a papel antes de pasarlo al formato digital, aunque estos ya son los mínimos, la verdad.

Un diseñador gráfico utiliza programas de diseño basado en vectores como puede ser por ejemplo Freehand de Macromedia.

Este es un software perfecto para dibujar y por ello se convierte en uno de los más populares por la comunidad de diseñadores.

Tras los primeros bocetos toca revisarlos por el cliente que siempre nos hará algún tipo de corrección o variará totalmente el diseño (en el peor de los casos) pero tenemos que tener asumido que este es un trabajo de dos partes, de dos puntos de vistas, de dos imágenes. Aunque al final siempre se llega a un consenso y el resultado puede ser espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *