Cajas de cartón corrugado: la selección perfecta para embalar

By | 20 octubre, 2015

Solo hace falta echar un vistazo a nuestro alrededor para ver hasta qué punto las cajas de cartón ocupan un lugar destacado en la vida cotidiana. Se utilizan para miles de labores: desde empaquetar todo aquello que almacenamos en el trastero a trasladar cosas de un lado a otro, en alimentación, en comercio y dentro de ellas las cajas de cartón corrugado ocupan un lugar destacado.

1900-cajas de carton corrugado¿Por qué es así? Porque se trata de cajas que por su peculiar estructura, resultan más resistentes. El cartón corrugado es ese que entre capa y capa lleva otra en forma de onda, o dos si se quiere aún más resistencia. Por ello son muy indicadas para trasportar objetos, por ejemplo en mudanzas. Pero también resultan eficaces en todo tipo de embalajes: de electrodomésticos, de pequeños aparatos, de productos alimenticios, de prendas textiles, etc.

Este tipo de cajas, además resultan muy versátiles. Es posible encontrarlas en distintas medidas, formas y capacidades. Prácticamente no hay limitaciones a la hora de fabricar cajas de cartón corrugado: cuadradas, rectangulares o con diferentes alturas. Los cierres también pueden ser diferentes: de tapa o doble tapa o con solapas, cruzadas o no, según las necesidades.

Para el comercio este tipo de cajas presenta aún una ventaja añadida, es que se pueden imprimir en un lado o en todos y en un solo color o en más de uno. Para la perfecta identificación de los productos se puede incluso pegar una lámina impresa con fotografías, dibujos en color o letras de cualquier tipo y tamaño.

En definitiva, las cajas corrugadas son los productos perfectos para cualquier tipo de embalaje, tanto si se necesita resistencia como si lo que se busca es un recubrimiento más o menos estético que identifique perfectamente lo que hay dentro de la caja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *