Inventario de Activos Fijos

By | 9 febrero, 2015

La mayor inversión para una empresa, en general, la representan sus Activos Fijos.

Pero antes de entrar a considerar la importancia de gestionar de manera eficiente y solvente esta partida del balance contable de toda empresa, definamos primeramente qué se entiende por Activos Fijos.

Los Activos Fijos, ¿qué son?

Inventario activos fijosLos Activos Fijos son todos aquellos bienes que una empresa posee que no pueden convertirse en capital líquido a corto plazo, que tienen un periodo de vida útil relativamente largo, y que resultan necesarios e imprescindibles para su buen funcionamiento y, por tanto, de los que hace uso y servicio.

Los Activos Fijos se pueden clasificar en:

  • Tangibles: terrenos, bienes inmuebles, equipamientos, maquinaria, etc.
  • Intangibles: imagen corporativa, derechos de patentes y marcas, propiedad intelectual, etc.

Ocasionalmente, los Activos Fijos pueden ser vendidos, cedidos, saldados o liquidados; bien sea por entenderse obsoletos, o por necesidad de renovar o actualizar sus prestaciones por otras tecnológicamente más punteras o funcionales.

Inventario Activos Fijos

Inventario activos fijosConocer el valor y cuantía real de los Activos Fijos de una empresa es sumamente importante. Los libros contables suelen indicar el valor de tales Activos Fijos, pero no suministran información relevante tocante a ellos:

  • ¿Cuál su cantidad real total?
  • ¿Dónde están localizados?
  • ¿En qué estado de conservación se encuentran?
  • ¿Están en garantía o sujetos a mantenimiento?

Dado que gran parte de los Activos Fijos de una empresa suelen estar en movimiento, surge la necesidad de un sistema fiable de trazabilidad que permita levantar un historial en el que consten sus movimientos periódicos y ubicación.

La vieja máxima por la cual: «si no se ha sometido a medición, no es controlable», en el caso de los Activos Fijos, cobra valor de dogma. De cada 100 empresas, 25 desconocen qué parte de sus Activos Fijos ya no existen o están obsoletos.

De ahí que, Inventario Activos Fijos, sean términos que nunca deberían separarse. Si bien los conteos periódicos por parte de la propia empresa son del todo aconsejables, siempre es recomendable que auditores externos se encarguen, al menos cada dos años, de hacer Inventario de Activos Fijos.

Ya que los Activos Fijos son bienes patrimonio de la empresa, su control resulta de obligado cumplimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *