Vacaciones de ensueño en Úbeda y Baeza

By | 10 junio, 2017

Úbeda y Baeza

Decidir el destino de las vacaciones no debe tomarse a la ligera. Al fin y al cabo, son tan pocos los días que se tienen para  desconectar que el sitio en el que se haga debe ser clave. ¿Y qué mejor lugar que uno declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad? Úbeda y Baeza, responden a esta descripción.

 

Una auténtica joya del renacimiento

 

Úbeda, también conocida como la “ciudad de los cerros”, es la capital de la región de La Loma de Úbeda y su principal interés turístico reside en que en ella se pueden encontrar multitud de edificios renacentistas perfectamente conservados. Adentrarse por las calles, recorrer los parajes, generan una sensación de “vuelta al pasado” es muy difícil de evocar en otro lugar.

 

Qué ver en Úbeda

Son muchos los monumentos que merecen la pena contemplarse en esta localidad. Sin embargo, nadie puede marcharse de Úbeda sin, al menos, acudir a estos:

  • El Hospital de Santiago
  • La Plaza Vázquez de Molina
  • La Sacra Capilla Funeraria de El Salvador
  • La Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares
  • El Palacio Juan Vázquez Molina
  • El Palacio del Deán Ortega

 

Baeza, sede universitaria desde el siglo XVI

 

No es solo su enorme producción de olivas lo que se debe venir a la mente cuando se menciona a Baeza. A pesar de que hoy en día es por esto por lo que se ha dado a conocer la ciudad, o “Nido Real de Gavilanes” según el romancero, cuenta, al igual que Úbeda, con un pasado histórico que puede verse reflejado en sus calles.

 

Imprescindible visitar…

  • La Catedral
  • El Palacio de Jabalquinto
  • La Plaza del Pópulo
  • La Plaza de Cándido Elorza

Y por todo esto, es por lo que Baeza es difícil de olvidar cuando se la conoce, pues, tal y como decía Antonio Machado, en su poema Apuntes, “¡Campo de Baeza, soñaré contigo cuándo no te vea!”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *