Cadenas de elevación: una herramienta clásica e imprescindible en la industria 

By | 14 noviembre, 2017

En el mundo de la industria es necesario transportar objetos extremadamente pesados y de gran tamaño, sin embargo, la fuerza de los trabajadores no es suficiente para realizar esta tarea, porque se necesitan herramientas que ayuden a facilitar el trabajo y, por supuesto, que minimicen los accidentes que podrían generarse al hacer cargas manuales. Generalmente, las cadenas de elevación son unos de los equipos más antiguos, empleados y necesarios para este tipo de aplicaciones en el sector. 

Como puede conocerse, las cadenas de elevación no son más que combinaciones de pequeñas uniones de anillos de acero que se caracterizan por su flexibilidad y su extrema capacidad de resistencia para adaptarse a grandes cargamentos, y con ello, facilitar su traslado. El único inconveniente que representa y que podría considerarse como una desventaja frente a otras eslingas es que es un material muy pesado, por lo que a veces dificulta el trabajo. 

Otras de sus características principales y que las sitúa como un instrumento de gran apoyo en la elevación de cargas, es que son muy versátiles y se ajustan con mayor facilidad, tienen la capacidad de ser adaptadas o construidas según las necesidades del momento, además, poseen resistencia a impactos fuertes, quemaduras, cortes, químicos y radiaciones UV. Puede afirmarse que son unas de las mejores herramientas debido a las grandes ventajas que ofrecen. 

¿Cómo elegir adecuadamente una cadena de elevación de cargamento? 

Ahora bien, en el momento de usar estos materiales suelen surgir dudas y una de ellas es cuál elegir, pero para vuestra tranquilidad, a continuación, se exponen algunos de los aspectos a tener cuenta a la hora de facilitar tomar una decisión u otra. 

  • Todos los instrumentos de esta índole deben tener una etiqueta de identificación que incluya: metal, tamaño, límite de carga, número de serie, fabricante, grados y números de ramales. Esto ayuda a verificar cuál es la calidad de este material y si es el idóneo para un cargamento en concreto. 
  • Estimar el peso del objeto que se elevará (las cadenas suelen poseer un límite a soportar) 
  • Tener en cuenta el ángulo requerido 
  • Verificar la altura de elevación para dar con la cadena ideal. Esto se mide desde la superficie de apoyo hasta el área superior 
  • Examinar las dimensiones del gancho de la grúa para elegir una anilla de conexión correcta 

Seleccionar el material adecuado no solo favorecerá un proceso de carga rápido y sencillo, del mismo modo, reducirá los posibles inconvenientes que puedan surgir en el lugar de trabajo. No hay que olvidar que la seguridad de los trabajadores está en juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.