Hay negocios virtuales que saben capotear los malos tiempos

By | 16 julio, 2015

Con la crisis estamos viendo lo peor de la economía capitalista, que ha fallado en algunas cuestiones y ha demostrado que, a veces, los sólidos cimientos pueden convertirse en pies de barro fácilmente rompibles. Lo último que necesitábamos era toda la movida de Grecia y sus problemas, profundos problemas, en lo tocante a la devolución de la deuda con los acreedores, España entre ellos.

Mucha gente, sin embargo, no llega a discernir cómo es posible que esos problemas puedan afectar a la economía nacional. Y sin embargo lo hacen, además de un modo directo. Por eso las empresas españolas, ante estas situaciones de enorme riesgo, han tomado la determinación de diversificarse y acudir al mundo virtual, donde la clientela es nueva y adecuada a los tiempos de la globalización. Podríamos decir que se está abandonando la época de mostrador por otra de ratón y teclado.

desguaceseuUno de los negocios que antes ha entendido lo adecuado del mundo virtual ha sido el de los recambios usados. En efecto, una vez que se pulieron las plataformas de pago seguro y una vez que se definieron los formularios de pedido, simplificándose al máximo, fueron surgiendo páginas que han ido demostrando que el negocio virtual, bien pensado, es enormemente rentable. Ejemplos como desguaces.eu, una de las veteranas en el sector, demuestran que un negocio cualquiera, por peregrina que sea su dedicación, puede pescar clientes si sabe cómo llevar a cabo una Web sencilla, ágil, dinámica y bien estructurada.

Quizá sea éste el problema más acuciante al que se enfrentan hoy en día las empresas que quieren dar el paso virtual: no saben convertir lo sencillo en funcional. Si se tiene una idea y se quiere poner en práctica, hemos de poder simplificar todo el proceso, porque no todo el mundo tiene un doctorado en informática. Así que saber cómo hacer las cosas nos vendrá de maravilla si pretendemos actuar con cierto sentido común.

Todos conocemos esas páginas que solicitan datos personales, que piden un usuario y contraseña, que incluso llegan a cobrar por dar información… ¿De verdad queremos eso para nuestra empresa? ¿No es preferible tener a mano una Web más dinámica, ágil, intuitiva y que no solicite todo este proceso?

Nosotros lo tenemos claro, al fin y a la postre somos defensores de los negocios virtuales, pero también es verdad que apostamos claramente por lo funcional. Hay páginas que son un dechado de virtudes en lo tocante al diseño, y cuando nos ponemos a navegar por ellas nos damos cuenta que no son viables. Por eso todo negocio virtual que haya sabido capotear la crisis seguro que ha actuado como el ejemplo que te hemos dado, esto es, como los desguaces: sencillez, servicio y atención al público. Lo demás viene rodado…

WMCOL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.