Hemos recorrido un largo camino en la búsqueda de los métodos utilizados en la agricultura. Durante el siglo pasado, la tecnología ha estado en constante evolución, ayudando a optimizar las prácticas agrícolas para hacerlas más eficientes. Dada la explosión de la población mundial, existe la necesidad de una evolución de las prácticas agrícolas que permita a los agricultores, agricultores y todos los demás involucrados en la agricultura aumentar la producción para satisfacer la demanda de consumibles. Los avances tecnológicos han hecho posible optimizar las operaciones agrícolas para entregar más alimentos en las mesas a velocidades más rápidas. Las innovaciones en los nuevos métodos de cultivo también ayudan a ahorrar agua y proteger el medio ambiente. Aquí hay cinco de los más importantes en tecnología agrícola que han cambiado la forma en que producimos alimentos y bebidas.

1. Sensores de suelo y agua

El desarrollo de sensores de suelo y agua es uno de los mayores logros en la racionalización de las prácticas agrícolas, la conservación del agua y la reducción de los costos agrícolas. Este tipo de tecnología de monitoreo es un método ecológico para determinar cuándo un cultivo necesita agua. Esto ayuda a desperdiciar este valioso recurso regando solo cuando es necesario. Los sensores de agua limitan la erosión y reducen los niveles de fertilizante arrastrado a lagos y ríos por las prácticas de riego. Los sensores de suelo y agua detectan los niveles de nitrógeno y humedad en el suelo para ayudar a los agricultores a determinar si se necesita fertilización y cuándo. Ambos tipos de sensores son opciones asequibles para reducir los costes de producción y proteger el medio ambiente. Las granjas usan la información para cambiar sus métodos de fertilización y riego a un programa predeterminado en lugar de realizar estas tareas de manera esencial. Los riegos predeterminados a menudo desperdician agua porque no se tienen en cuenta las tormentas o la humedad que pueden reducir la necesidad de regar las plantas. El uso del sistema de sensores de suelo y agua también brinda a los agricultores información más precisa que es mejor para la salud de los cultivos.

2. Análisis del tiempo

Weather Analytics es una tecnología avanzada que utiliza datos meteorológicos recopilados para correlacionar factores ambientales y climáticos a través de imágenes satelitales de la condición de la planta. Esta tecnología permite a los agricultores aplicar la cantidad exacta de riego necesaria para producir cultivos sanos y productivos. La información también se utiliza para predecir la probabilidad de sobrecalentamiento o daños por heladas. Informa a los agricultores sobre la necesidad de proteger las plantas de las duras condiciones. Otra ventaja del análisis meteorológico es que ayuda a los agricultores a planificar el mejor método de riego para las condiciones previstas. Por ejemplo, en una sequía, los agricultores utilizan el riego por goteo con control de válvula manual o automático para regar las áreas que más lo necesitan.

3. Tecnología de drones

La tecnología de drones es otro avance tecnológico que está mejorando la forma en que producimos barras. Los drones son efectivos para identificar áreas en fincas y huertos más grandes que necesitan replantación. Los drones se utilizan para sobrevolar cultivos e identificar áreas que no prosperan o que pueden estar dañadas por el mal tiempo, las plagas u otros factores. Es un método que ahorra tiempo para monitorear la salud de las plantas en grandes áreas de tierras de cultivo. Los drones brindan capacidades de video y se pueden controlar para enfocarse en áreas específicas para determinar qué está sucediendo en áreas específicas. Los cueros cabelludos de campo ayudan al permitir que los agricultores se mantengan al tanto de los posibles problemas antes de que se conviertan en problemas mayores.

Las fotos tomadas por los drones están georeferenciadas para proporcionar mediciones precisas en situaciones de pérdida de cultivos que requieren evidencia para los ajustadores de demanda. Las vieiras de drones son cada vez más aceptadas en la agricultura. También se utilizan para controlar las malas hierbas para identificar áreas problemáticas en parques y huertos.

4. Agricultura vertical interior

La agricultura vertical de interior se utiliza en áreas donde la tierra disponible es escasa. Esto permite que las plantas crezcan en interiores con más plantas en una menor cantidad de espacio. Los beneficios de las granjas verticales son enormes. la práctica consiste en apilar plantas una encima de la otra en un ambiente controlado y cerrado. No solo ocupa menos espacio, sino que la agricultura vertical también reduce el impacto ambiental de la agricultura. La agricultura vertical es más común en las zonas urbanas. La tecnología utilizada para cultivar plantas de esta manera se puede cultivar en el suelo o hidropónicamente, proporcionando nutrientes en un recipiente con agua en las raíces de las plantas. Este tipo de cultivo también maximiza el rendimiento de los cultivos y reduce los costos de mano de obra.

5. Robótica

La introducción de la robótica en la industria agrícola es una innovación reciente. Actualmente se utilizan pequeños robots en Swarm para sembrar cereales. El AGCO Fendt Xaver es el nuevo invento que tiene la capacidad de reemplazar una sembradora tradicional de gasolina de ocho niveles cuando se usan 12 unidades. La nueva tecnología está hecha con una unidad de plantación integrada que opera con energía más limpia. Requiere una batería de 48 voltios alimentada por cuatro motores eléctricos. Puede obtener alrededor de cinco horas de trabajo con una tarifa de 30 minutos. Esta creación está en la categoría agbot. Se convirtió en un invento premiado, llevándose la medalla de plata de Hannover, Alemania 2017 por innovación. La robótica también se está utilizando para máquinas de pesaje mecánicas que dependen de la energía eléctrica para el trabajo de campo autónomo. Cada robot está programado con un sistema personalizado de detección de cultivos que utiliza una cámara y aprendizaje automático para distinguir los cultivos de las malas hierbas. Esta tecnología avanzada también puede tomar turnos sin intervención humana. La robótica promete reducir el costo de la mano de obra para los agricultores en el futuro. Gracias a estos avances tecnológicos, es probable que la agricultura sea más rentable en el futuro. La tecnología robótica es una alternativa más limpia a la maquinaria agrícola que requiere el uso de motores de gasolina. La tecnología robótica reduce la huella de carbono. Es un enfoque más limpio para simplificar las prácticas agrícolas y, al mismo tiempo, ayudar a proteger el planeta.